Blogia
miblogdefutbolmodesto

ANÁLISIS DE LA PRIMERA VUELTA DE LA COMPETICIÓN EN EL GRUPO X DE TERCERA DIVISIÓN

Ahora que llevamos un trecho de la segunda vuelta podemos analizar con tranquilidad como ha sido la competición en la primera vuelta del campeonato en nuestro grupo occidental de Tercera. En las líneas siguientes haremos un resumen a groso modo de lo que han dado de sí los primeros meses de liga.

La primera vuelta ha sido dominada por la permanencia en el puesto de tres equipos que han sido los protagonistas hasta ahora, en primer lugar el Puerto Real que resultó un líder en principio sólido hasta que empezó a diluirse cogiendo el testigo el Villanueva pero el equipo cordobés también ha ido perdiendo fuelle para ser superado por el San Fernando que ha ido de menos a más hasta ahora y ha vuelto a ser superado por el equipo del Valle de los Pedroches.

Precisamente el equipo azulino dirigido por el neófito en el grupo Antonio Iriondo ha sido uno de los equipos que durante toda la primera vuelta ha rondado los cuatro o cinco primeros puestos y si bien su juego no ha sido muy sólido ni vistoso, pese a que la intención del técnico es otra, su eficacia en las últimas jornadas le ha llevado a subir puestos e ir recortando la que fue una ventaja importante por parte del Villanueva donde la mano de Rafa Carrasco se nota y también se puede ver que es un equipo que a pesar del descenso se sabe el camino de memoria. Por su parte el otro ex líder, el Puerto Real ha vivido momentos dulces en ese primer tramo liguero de la mano de Rafael Escobar pero el cordobés fue perdiendo la confianza de la directiva verdiblanca hasta ser cesado y su sustituto Antonio Cama, que intenta reivindicarse tras la mala temporada en el Sanluqueño hasta ahora ha mantenido al equipo del Sancho Dávila en esa órbita de los puestos de honor.

Precisamente el ex equipo de Cama junto a la siempre aspirante Balona, el sorprendente Pozoblanco del chipionero Neva, el Sanluqueño y el San Roque de Alejandro Ceballos componen el grueso de equipos que aspiran a arrebatarle a los tres anteriores los puestos y el restante que dan opción al play-off. El equipo de la Línea de la Concepción como todos los años se mueve a base de altibajos, cuando parecía que había encontrado una línea segura de la mano de Carlos Ríos empezó a tener la misma pájara de todos los años y finalmente el entrenador sanluqueño ha sido sustituido, una vez más, por el hijo pródigo Baby que hasta ahora ha conseguido volver a poner al equipo en la lucha. Resulta cuando menos curioso que el equipo blanquinegro normalmente tenga estos efectos gaseosa en los que de pronto el nivel de juego y/o resultados y al mismo la moral suben para luego estabilizarse o bajar. Cuando menos es probable que el de Barbate consiga meter a su equipo del alma en la liguilla, luego Dios, o quien sea, dirá.  Con respecto a los otros equipos el Pozoblanco no termina de tener la regularidad que necesita para poder estar arriba con regularidad pero tiene el privilegio de tener a uno de los futbolistas con más calidad de la categoría, Pablo Niño que junto a su amigo Pedro Kubala compone una de las mejores duplas que recorren los campos de Tercera. Por su parte el San Roque ha retornado a la categoría de forma brillante y se puede considerar la verdadera revelación del grupo pues los leperos llevan una trayectoria muy firme y han formado un gran bloque desde el año pasado superando el hándicap que suponía hacer un equipo totalmente nuevo y que la mayoría de la plantilla entrenara fuera de la localidad. Este año el número de jugadores de la zona ha aumentado y el plantel que dirige Ceballos, no sin polémica con el colegio de entrenadores, está formando una base de futuro que puede luchar por cotas mayores en adelante. El equipo de Sanlúcar ha partido ese año con bríos nuevos después de la desastrosa temporada pasada que casi les cuesta un disgusto.  Con José Mari Moreno en el banquillo los de Sanlúcar han recuperado la ilusión pero siguen sin dar el golpe definitivo que les meta de lleno arriba pues empezaron la liga muy bien y en el primer cuarto de competición han estado entre los cuatro primeros de forma más o menos regular pero últimamente han sido superados por la Balona y actualmente siguen luchando con los linenses por ese puesto.

En la zona media e intentando luchar por tener opciones están el Sevilla C y la UD Los Palacios. Los sevillistas se han destacado como un rival incómodo que desde luego desde el principio ha dejado claro que no va a abandonar la categoría fácilmente y han visto como su entrenador tenía que abandonar  el banquillo para cubrir a su vez la baja de Manolo Jiménez en el Sevilla Atlético; mientras el equipo de José Antonio Asián se mantiene entre los diez primeros con aspiraciones pero a pesar de ser un equipo confeccionado para estar entre los cuatro primeros no termina de tener la regularidad necesaria.

A partir de aquí encontramos una serie de equipos que están en la tierra de nadie o con el peligro del descenso en los talones. Entre ellos encontramos a la UD Los Barrios, otro equipo hecho para estar arriba pero que mantiene una línea mediocre sin muchas aspiraciones y donde ha habido un amago de cese de Juan Antonio.  El Ayamonte en cambio debe estar satisfecho de su actuación hasta el momento pues pese a partir como candidato a intentar eludir el descenso ha ido de menos a más y ahora se encuentra en su mejor posición y a poco que le sonría la suerte un poco más el bloque formado por Toledano puede terminar la temporada bastante desahogado. El Cádiz B mantiene su línea de las temporadas anteriores muy irregular y además ha tenido que sufrir el trastorno de cambio de técnico pero ni con Calderón ni con Raúl Procopio la marcha de los filiales cadistas es brillante y otro tanto se puede decir del Córdoba B de Pedrito. Decepcionante igualmente la temporada del Arcos que se encuentra en caída libre pese a haber cesado a su entrenador  y secretario técnico de momento José Antonio Luna tampoco encuentra la llave para volver a hacer del equipo de la villa monumental uno de los gallitos del grupo. La mala gestión está dando la cara y puede que le termine costando caro a los del Antonio Barbadillo. El Mairena es otro equipo que no termina de dar la talla pese a tener un buen grupo de jugadores pero los alcoreños al igual que el año pasado dan la impresión de poder hacer más de lo que hacen. Normal por otra parte la primera vuelta hecha por el Cartaya que se esperaba que estuviera en esos puestos intentado sacar la cabeza.  Junto  a los de Juan M. Palma están luchando denodamente el Dos Hermanas, Cerro y Jerez Industrial. En el caso de los primeros se presentaban como uno de los claros candidatos a bajar más al tener bajas muy importantes como la de Montero que caía lesionado ante su ex equipo y el cambio de entrenador Sutil por Gámez. Otro caso similar es el del Jerez Industrial tras tener, un año más, un veranito movido los blanquiazules luchan como cada año por mantenerse a pesar de su reducida masa social y tras una mala primera vuelta ahora se presentan opciones con el cambio de entrenador habiendo llegado el talismán Fontana junto a un buen grupo de nuevos jugadores y hasta un presidente y secretario técnico nuevo. El Cerro en cambio partía con opciones de hacer algo más con un grupo de jugadores interesante y un gran entrenador como Vita pero el equipo de Hytasa entró en una espiral de malos resultados  que terminó con un cambio de rumbo con Juan Corbacho como entrenador pero no ha servido de nada. Finalmente en el último lugar actualmente de la clasificación se encuentra el Xerez B que ha ido a menos tras cesar a su entrenador Pepe Salado que ha sido sustituido por un nuevo técnico sin experiencia como Antonio Puche. Es el resultado de la mala gestión canterana azulina.  

 
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres